FANDOM


Eer

Dante es uno de los personajes principales de Pokémon Rol Championship. Es un Holder de tercera generación y uno de los primeros personajes en aparecer.

Aspecto físico Editar

Es un chico de estatura promedio que siempre lleva colgada una mochila para guardar sus cosas. Su cabello es de color café, algo largo y casi siempre alborotado; uno de sus mechones casi siempre le cubre uno de sus ojos, así que para evitarlo lo sujeta con lo que parecen ser dos pasadores ya que su hermanita lo obligaba a ponérselos diciéndole que así se vería mejor.

Tiene tez blanca, la cual resalta sus ojos miel. Siempre viste con una camisa blanca con rayas rojas, una chaqueta de color negro y una bufanda de los mismos colores que su camisa y unas deportivas negras, siempre lleva una pulsera en su muñeca como adorno y casi siempre lleva sus audífonos a todas partes por si se llega a aburrir.

Personalidad Editar

Dante es una de las personas más tranquilas y apacibles que probablemente puedas encontrarte. Es un chico con una actitud pacífica y desinteresada en la mayoría de los aspectos que lo rodean, sus prioridades mayormente son atender las cosas de los demás antes que las suyas, casi llegando a olvidarse de que él mismo tiene que preocuparse por sí mismo o bien, interesarse un poco más en su persona.

No es alguien que se enoje con facilidad, de hecho es muy muy raro verlo de mal humor, a lo máximo que se ha llegado hasta ahora es que participara en una discusión con Destiny Inashu bastante molesto por la situación que presentaba con ella. Pero probablemente sea conveniente que él nunca llegue a una clase de enojo "serio", tal vez podría llegar a ser una persona completamente distinta a lo que sus amigos conocen y todo el enojo que se ha guardado por tanto tiempo sea liberado para esa ocasión.

Giphy

Dante en un posible enfado

Por otro lado, también es alguien muy inseguro de sí mismo [y algo tímido] pero jamás se toma la molestia de contárselo a alguien, pero aun así escucha con atención cada detalle que alguien tenga que contarle. Simplemente no soporta en lo absoluto ver a alguien más con alguna inseguridad o problema de algo, siempre será el primero en dar consejos para que salga bien aunque, por alguna razón nunca ha seguido sus propios consejos.

A pesar de que Dante se vea como la persona más sincera del mundo, es también un "gran" mentiroso. No es algo que le agrade hacer a menudo y de hecho no suele hacerlo a menudo, pero cuando la situación que lo requiere no dudará en mentir con la sonrisa más tranquila que pueda ofrecerpara librarse de alguna situación en la que no quiere estar o para "proteger" a la persona a la cual esta mintiendo. A menos claro que seas una de las tres personas que él considera “las más importantes de su vida”: Ukitashi, Emily y Liza, a ninguno de ellos tres puede mentirle de manera efectiva y cuando lo intenta se siente la peor persona del mundo.

También se puede decir que Dante ama recordar momentos, aunque algunas veces estos sean tristes y lleguen a deprimirlo un poco, gracias a esto casi siempre fotografía los momentos que considere importantes y los coloca en un álbum de fotos, así pase lo que pase él podrá recordar los momentos más importantes de su vida donde se encuentre.

Historia Editar

Dante nació y creció en una pequeña familia conformada anteriormente por su madre Hana y su padre Jonathan. En un principio la relación del pequeño Dante y Jonathan era la mejor, la típica relación Padre-Hijo, donde el niño siempre ve a su Padre como el mejor superhéroe del mundo, su mayor ejemplo a seguir y poco más.

Poco a poco las cosas fueron cambiando a través de los años, su Padre comenzaba a apartarse más y más de ellos y él podía escuchar bastantes discusiones en las noches cuando se suponía que debía estar durmiendo. Esto se fue incrementando cuando Dante se enteró que su madre iba a tener una nueva hija, lo que significaba tener una nueva persona familia y por lo tanto más compañía para él, y aunque esto solo lo emocionaba a su Padre no parecía hacerle mucha gracia, las discusiones aumentaron más y más hasta el punto que la curiosidad del niño de saber que estaba pasando le llevó a notar como las discusiones habían pasado de ser gritos a golpes.

Desde esa noche en la que pudo apreciar esa traumática escena el padre de Dante decidió abandonarlos por completo, cuando él tenía 5 años. Lo cual provocó que su madre comenzara a ser adicta a los calmantes y pastillas para dormir lo cual, en un futuro afectaría la salud tanto de ella como de la niña nacida ese mismo año.

La bebé en cuestión llamada Chloé, nació sumamente enfermiza y tenía que estar siendo medicada la mayoría del tiempo haciendo que su madre cada vez más se sumiera en una depresión continua de culpa y un enfado hacia su expareja.

Hyouka.full.1513254

Dante y Chloé

Pasado el tiempo la salud de la bebé se pudo controlar mucho más fácil que antes, pero aun así su situación era bastante delicada si se perdía la constancia en sus medicinas, en cuanto a la salud de Hana, las cosas fueron empeorando con el tiempo, tanto física como psicológicamente. Hana había desarrollado con el tiempo una sobreprotección hacia su nueva hija y un desagrado extremo a su hijo porque a sus ojos Dante era lo único que recordarle todo lo que estaba teniendo que pasar por su culpa, llegando a desquitarse física o psicológicamente cuando su hija no estaba presente.

Abusos que terminaron cuando Dante cumplió finalmente los 10 años, cuando su madre simplemente no despertó después de un día bastante difícil donde abusó por última vez de sus medicamentos, terminando por completo por su vida a mitad de la noche. Desde allí, fueron un poco más dependientes de una pareja de ancianos que eran un par de conocidos de su madre, quien solo los podían cuidar un determinado número de horas, principalmente porque ellos por hobby se dedicaban a atender un pequeño restaurante familiar en Lienzo, así que la mayoría del tiempo la “Señora” [como solía llamarle Dante] se quedaba con la pequeña Chloé mientras Dante ayudaba en pequeñas tareas con el “Señor”, como lavar los platos o ir limpiando alguna que otra cosa dentro y fuera del local para que todo fuera más sencillo para ambos.

Así fue si vida durante un año más donde se podía decir que vivieron felices, Dante de 11 años y Chloé de 6 años quien disfrutaba de su vida sin imaginar que había pasado con sus padres realmente, Dante siempre la terminó engañando copiando la caligrafía de sus padres, fingiendo que ellos se las enviaban para evitar que se sintiera sola o el posible estrés/preocupación que le daría cuando supiera todo lo que había pasado realmente, además del hecho de ocultarle casi todas las medicinas en las comidas y demás para que ella siguiera con la “vida normal” que Dante había formado para ella, una vida relativamente agradable.

Pero después de que un año de tranquilidad, una vez que había llegado la noche y Chloé ya se hallaba dormida, Dante decidió salir de casa… ¿A dónde?, realmente no lo sabía… solo quería ser él un día más, desde hace bastante tiempo en que había dejado de hacer cosas para él, primero había sido para tratar de ayudar a su madre y soportarla en los ataques que tenía contra él, seguir siendo un apoyo para Chloé, después de la muerte de su madre seguir siendo lo mejor que podía para su hermana y ya nunca había pensado en él, así que ese día quería volver cumplirse uno de sus mayores gustos que era jugar aunque fuera sin el único amigo que habían hecho hasta ahora, solo necesitaba salir.

Caprichos que jamás se volvió a dar al llegar a su casa más tarde de lo que había planeado, [aproximadamente a la misma hora de la madrugada en que la señora iba a su casa para dejarles lo necesario para que se hicieran su desayuno, porque ellos no podían cuidarlos en toda la mañana y preferían dejarlo en la madrugada para tener “un segundo sueño” y luego seguir con sus cosas] notando frente a su casa una ambulancia donde en una camilla retiraban el cuerpo cubierto con una sábana blanca, pero no se enteró de  nada más. Casi de inmediato la señora que cuidaba de ellos se acercó a él y le abrazó con fuerza, repitiendo que todo estaría bien, que no tendría que ver eso y lo lamentaba.

Y allí todo se fue en picada.

Dante prometió que se iría a vivir con su padre, que ya lo había arreglado todo con él y que ella no tenía que preocuparse. Una mentira que con facilidad creyó y jamás volvieron a visitar su casa de nuevo, ésta siempre permanecía apagada para evitar alguna sospecha de las únicas personas que se habían preocupado con él antes y después de la ida de su padre.

Primero fue un ataque de ira lo primero que inundó su cuerpo, fotos, retratos objetos fueron destruidos en un intento de desahogarse por todo lo sucedido, pero jamás tocó el cuarto de su hermana o el de su madre… no se atrevía a hacerlo. Después toda energía se escapó de su cuerpo, solo se la pasaba acostado en su habitación o en el suelo de su sala, llorando o durmiendo, había dejado de cuidarse y tampoco le importaba demasiado, si iba a morir prefería hacerlo de esa forma a intentar hacerlo con los medicamentos que había dejado su madre, esos siempre terminaba vomitando todo lo que había ingerido como si Arceus no le dejara marcharse.

Y el tiempo ya no significó nada importante para él, ni siquiera le importaba verse tan delgado y apenas tener fuerzas para hacer incluso lo más simple, claro… hasta que su primer y único amigo volvió a aparecer en su vida al notar que de la nada, había dejado de aparecer, prácticamente de salir.

Ukitashi prácticamente se encargó de reponer a Dante, cuidándolo y tratando de que saliera por completo del hundimiento en el que él mismo había decidido caer, se podría decir que llegó un momento en que Ukita pasaba casi todo el día con Dante asegurándose de que estuviera bien y él poco a poco comenzó a recomponerse, pareciendo ya una persona “decente” y que había conseguido alejar un poco el tema de su familia y seguir adelante, en parte para que Ukita viera que todo su trabajo no había sido en vano y que la idea de que él lo siguiera viendo tan débil y desanimado no le agradaba en lo absoluto, tenía que progresar por él y en consecuencia… se salvaría de sí mismo. 

Equipo Pokémon Editar

EstrategiaEditar

Pokémon en el equipoEditar

SoundtrackEditar

Regresé, hermano

Regresé, hermano